Lo que hace unos años solo veíamos en las películas y costaba tanto imaginar que pudiera ocurrir en la realidad, está ocurriendo. Las máquinas están sustituyendo al ser humano en una gran cantidad de empleos y sigue aumentando. Pero no todo es tan malo como parece para los puestos de trabajo. Según un estudio del Foro Económico Mundial (FEM) “La automatización eliminará 75 millones de empleos para 2025, pero creará 133 millones de nuevas funciones”. Los “robots” nos reemplazaran en muchos empleos pero generarán casi el doble de puestos de trabajo de los que eliminen.

automatizacion - insertsite

El estudio se titula “Future of Jobs 2018”, y como comentábamos prevé que con la automatización de los empleos se creen 58 millones de empleos en el próximo lustro. No obstante no serán empleos que pueda ejercer cualquier trabajador, sino que se necesitará una alta cualificación y formación.

Se calcula que aproximadamente un 54% de los empleados necesitarán formación para actualizar sus conocimientos. La mayoría de los trabajos que se pierdan serán los que requieren de un mayor esfuerzo físico o son repetitivos. Por el contrario las nuevas oportunidades estarán en trabajos creativos, que requieran un criterio propio, mercadotecnia o manejo de redes sociales entre otros.

Según el FEM hoy en día las tareas laborales que realiza una máquina corresponden a un 29% del total. De aquí a unos 7 años está cifra se verá aumentada a más de un 50%. Todo esto va a traer una nueva era en los trabajos y una mejor calidad de vida para todos. Pero esto requerirá un esfuerzo por parte de todos para que la adaptación sea correcta, ya que si no se corre el riesgo de crear una mayor desigualdad que no es lo que se pretende.

El informe incita a que haya cuanto antes una mayor implicación de los gobiernos para gestionar todo este impacto. Empezando por actualizar los sistemas educativos, sobre todo en el área de informática y tecnología. Además impartir programas de formación y fomentar la creación de empleo en base a la demanda local y global.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *